Skip to Content

Aeronavegación

Aeronavegación

Para poder obtener el máximo beneficio del Seguro de Aeronavegación, MAPFRE ha puesto a disposición de sus clientes unas recomendaciones de uso básicas.

La contratación del Seguro de Aeronavegación de MAPFRE ofrece una serie de coberturas, beneficios y ventajas. Para poder acceder correctamente a las prestaciones es importante seguir una serie de recomendaciones:

  • El asegurado no debe modificar y/o agravar el riesgo, ni permitir la variación por obra de terceros, sin el consentimiento de la Compañía. Esto hace referencia al alquiler de los aeromóviles, la variación de la ruta de vuelo, la patente de los pilotos, etc.
  • Se debe comunicar a la Compañía la admisión al servicio de nuevos pilotos.
  • Si una aeronave asegurada se encuentra en reparaciones por daño en el momento del vencimiento de la póliza, el seguro se prolongará hasta el fin de la reparación, aunque el asegurado deberá pagar el premio a prorrata por el mayor tiempo de seguro.
  • Si el aeromóvil asegurado se utiliza en diferentes usos de los indicados en la póliza, se suspenderá el contrato.
  • El asegurado debe portar siempre los libros prescriptos por las leyes, así como llevar al día un registro de las reparaciones, las revisaciones y las substituciones efectuadas tanto a los aeromóviles como a los motores.
  • El piloto se debe asegurar, antes del inicio del vuelo, del regular estado de la aeronave y de las condiciones atmosféricas favorables.
  • El asegurado debe evitar, en la medida de lo posible, que se produzca un siniestro o reducirlo al mínimo.
  • El asegurado podrá hacer uso del derecho de abandono cuando el importe de los daños materiales sufridos por un aeromóvil a cargo de la Compañía alcancen el 85% de su valor.
Back to top